“Ir al encuentro de nuestro niño herido para sanarlo, es un acto de amor y reparación hacia nosotros mismos y hacia nuestra descendencia”

¿Has escuchado alguna vez acerca de las heridas del alma? Si ya has oído hablar de ellas sabrás a que me refiero si aún no escuchaste acerca de las heridas y las máscaras que usamos te invito que me acompañes a lo largo de este artículo.

Hablar de ellas es demasiado extenso, intentare ser lo más explicativa posible, Lise Bourbeau autora del libro “Las heridas que impiden ser uno mismo” explica que estas se generan en los primeros años de la infancia e incluso antes de nacer, todos al nacer venimos con la misma misión de vivir una y otra vez experiencias hasta que podamos aceptarlas y amarnos tal como somos.

Las heridas se forman a través de las experiencias vividas en la niñez con los padres, personas a nuestro cargo u otros adultos mayores cercanos, estas se van acumulando en el inconsciente y la no sanación de ellas nos llevan a tener una adultez quizás complicada, malas relaciones, inestabilidad, inseguridades, miedos, juicios, desamor, apegos y muchas cosas más.

four person standing on cliff in front of sun
Photo by Helena Lopes on Pexels.com

¿Te ha pasado alguna vez que sientes que atraes siempre las mismas relaciones de pareja? Pues bien, esa es una señal de advertencia, allí hay algo que debemos prestar atención y encontrar la causa y el para que te sucede lo mismo una y otra vez, como te decía anteriormente, las experiencias se van a ir repitiendo hasta que aprendas de ellas, y aceptar no significa que nos agrade o estemos de acuerdo, sino aprender de lo que vivimos y reconocer que es beneficioso y que no lo es, es decir, hacernos conscientes de las consecuencias de la experiencia.

Las heridas según Lise Boubeau son 5, podemos presentar hasta

4 o bien una puede estar fuertemente presente y tener características de las otras 4, las heridas son RECHAZO,

ABANDONO, HUMILLACION, INJUSTICIA, TRAICION, cada una de estas lleva una máscara cual la utilizamos como un mecanismo de defensa y adaptación que pensamos nos “alivia la herida” pero

en realidad, solo nos la recuerda una y otra vez, lo sé es contradictorio, lo que sucede es que las heridas se alojan en el inconsciente y al repetirse situaciones en nuestra vida se activan. Recurrimos a las máscaras para ocultar a los demás y a nosotros mismos, lo que aún no hemos podido resolver. ¿Pero, Cuales son las máscaras que usamos?

HERIDAMÁSCARA
RechazoHuida
AbandonoDependiente
HumillaciónMasoquista
TraiciónControlador
InjusticiaRigidez

No poder explicarte las 5 pero te prometo que te las iré compartiendo en las siguientes ediciones.

Quiero dejarte unos detalles acerca de la herida del rechazo ya que es de las más comunes al ser tan profunda (originada en la niñez y la arrastramos hacia la adultez), el niño se siente rechazado, o las actitudes de sus progenitores a persona a su cuidado le hacen percibir al niño a través de sus filtros el rechazo, la máscara para esta herida es la del huidizo/huida, ya que alguien quien se siente rechazado trata de pasar desapercibido, no se da valor, se anula, no se cree suficiente, etc.

photo of a couple hugging each other
Photo by Artem Beliaikin on Pexels.com

Cuanto más profunda sea la herida de rechazo en una persona, más situaciones o circunstancias atrae para ser rechazado y rechazar a los demás. La reconocemos en alguien que se cree nulo, bueno para nada, incapaz de marcar una diferencia en la vida de los demás, piensa que los demás merecen más que ellos, lo que hace que huya de manera constante para evitar ser el centro de atención. 

“Portar una máscara significa ya no ser uno mismo, reprochamos a los demás lo que nos hacemos a nosotros mismos, pero no queremos ver.”

Iré desglosando cada herida en las siguientes publicaciones, para despedirme te dejo este mensaje: 

“Para comenzar a sanar las heridas es necesario el perdón genuino, verdadero, el que sale del corazón, tapar las heridas con vendas, gasas o apósitos solo cubrirá tu herida, pero seguirá estando allí, permanecerá abierta hasta el día que TU tomes las decisión de sanar. Perdónate, Acéptate, Amate, la herida no es tu culpa lo que sí está en tu mano es elegir sanar.”

¡Tu tiempo es muy valioso, gracias por leerme nuevamente!

Viviana Alomar | Coach – PNL – Conferencista

Busca mis libros en Amazon:

Inteligencia Emocional en el manejo de conflictos

Mujeres con historias para contar 


Like it? Share with your friends!

Comentarios:

comentarios

What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
0
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
0
win