Leer es bueno. Pero leer libros de superación personal y motivación que contribuyan a convertirte en la versión ideal de ti mismo, ¡es DOBLEMENTE BUENO!