Día Mundial del Medio Ambiente 2021

El tema del Día Mundial del Medio Ambiente 2021 es la restauración de los ecosistemas. Pakistán será el país anfitrión mundial, y este día será el marco para el lanzamiento del Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de Ecosistemas.

La restauración de ecosistemas puede tomar muchas formas: plantar árboles, reverdecer ciudades, reintroducir especies silvestres en los jardines, cambiar las estructuras dietéticas o limpiar ríos y costas. Esta es una generación que puede vivir en armonía con la naturaleza.

En los últimos meses, la frase ha circulado ampliamente entre científicos, funcionarios y activistas ambientales: la restauración de los ecosistemas. Este año, el 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, se lanzará oficialmente el Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas (un esfuerzo de diez años para contener y revertir el deterioro del mundo natural).

Quizás te has preguntando: ¿Qué es un ecosistema? ¿Cómo recuperarlo?

La respuesta a la primera pregunta es que un ecosistema es un lugar donde las plantas, los animales y otros seres vivos se unen con el paisaje circundante para formar una red de vida.

Tierras de cultivo

El uso intensivo del suelo, la erosión y el exceso de fertilizantes y pesticidas están agotando muchas tierras agrícolas. Las formas de restaurarlos incluyen una agricultura reducida, el uso de fertilizantes y mecanismos de control de plagas más naturales, y la introducción de más variedades de cultivos, incluidos los árboles. Estos pasos pueden reconstruir la reserva de carbono en el suelo y hacer que el suelo sea más fértil, de modo que los países puedan alimentar a sus poblaciones en crecimiento sin utilizar más tierra. La restauración de tierras agrícolas también puede crear un hábitat para la vida silvestre.

¿Lo sabías? El nitrógeno de los fertilizantes químicos utilizados en la agricultura industrial no solo contamina el aire y el agua, sino que también provoca el cambio climático.

Bosques

Para satisfacer el hambre humana y la sed de tierras y recursos, los bosques se destruyen constantemente. La tala árboles para leña, la contaminación, la invasión de plagas y los incendios forestales están destruyendo la tierra restante. Restaurar el ecosistema forestal significa replantar el bosque y reducir la presión sobre el bosque para que los árboles puedan crecer naturalmente. El sistema alimentario es uno de los principales factores que afectan la pérdida de bosques. Repensar cómo las personas crecen y comen puede ayudar a reducir la presión forestal. Las tierras agrícolas degradadas y en desuso pueden ser ideales para la restauración forestal, lo que también significa crear pequeños espacios forestales en paisajes que incluyen tierras agrícolas productivas y asentamientos humanos.

¿Lo sabías? Los bosques proporcionan hábitat para el 80% de los anfibios del mundo, así como para la mayoría de aves y mamíferos.

Lagos y ríos

Beber agua potable  y en abundancia se ha convertido en un lujo. La contaminación, la sobrepesca y la infraestructura, así como el aumento del riego, el uso industrial y doméstico del agua, han degradado los ecosistemas de agua dulce. Restaurar significa detener la contaminación, reducir y tratar los desechos, gestionar la demanda de agua y peces y restaurar la vegetación en y debajo de la superficie.

¿Lo sabías? Muchos peces se alimentan de insectos, por lo que se puede restaurar el río y pueden crecer más plantas amigables con los insectos en la orilla del río.

Pastizales y sabanas

Los arbustos, los pastizales y la sabana están sobrepastoreados y erosionados, convertidos a la agricultura e invadidos por especies exóticas. Podemos ayudarlos a restaurar la salud eliminando la vegetación leñosa y replantando pastos nativos. Las plantas y animales perdidos pueden reintroducirse y protegerse hasta que se restauren sus poblaciones. Los pastores y otros usuarios deben desempeñar un papel importante en los planes para gestionar de forma sostenible estos ecosistemas.

¿Lo sabías? Hace millones de años, los humanos evolucionaron en pastizales y sabanas.

Montañas

En las zonas montañosas, la práctica de desyerbar de las laderas para la agricultura o la vivienda puede causar una erosión peligrosa y contaminar los ríos en la fuente. Las altas temperaturas están obligando a las especies, los ecosistemas y las personas a adaptarse o migrar. Podemos responder a esta tendencia restaurando los bosques y restableciendo su protección contra avalanchas, deslizamientos de tierra e inundaciones. Los funcionarios pueden planificar presas y carreteras para evitar la fragmentación de ríos y otros hábitats. Las tecnologías agrícolas como la agrosilvicultura pueden ser más resistentes al cambio climático.

¿Lo sabías? En las últimas décadas, al menos 600 glaciares han desaparecido, lo que afecta el suministro de agua para miles de millones de personas río abajo.

Océanos y costas

Los ecosistemas marinos son atacados por la contaminación, el cambio climático y la sobreexplotación. Pero las soluciones son tan comunes como las amenazas. Los gobiernos y las comunidades pueden hacer que la pesca y el uso de los manglares sean más sostenibles. También pueden eliminar adecuadamente las aguas residuales y otros desechos, y evitar que la basura plástica ingrese al agua. Los arrecifes de coral, los manglares y los pastos marinos deben gestionarse con cuidado y restaurarse activamente para que los océanos sigan sustentando miles de millones de medios de vida en todo el mundo.

¿Lo sabías? El pasto marino es un campeón climático oculto y su tasa de captura de carbono es 35 veces más rápida que la de los bosques tropicales.

Turberas

Las turberas y sus enormes reservas de carbono y agua se están drenando y convirtiendo en tierras agrícolas, lo cual se suma a su degradación por el fuego, el pastoreo excesivo, la contaminación y la extracción de turba. Evitar el peligroso cambio climático significa retener el carbono de las turberas tal y como está: húmedo y en el suelo. Al mismo tiempo, debemos volver a humedecer y restaurar las turberas degradadas, por ejemplo, cerrando canales de drenaje, con el fin de detener sus emisiones y proteger plantas y animales raros.

¿Sabías que? Las turberas cubren solo 3% de la tierra del mundo, pero almacenan casi un tercio de todo el carbono en su suelo.

Áreas urbanas

Las ciudades y los pueblos pueden parecer desiertos ecológicos. Hay poco espacio para la vegetación en medio de las casas, carreteras y fábricas. Los desechos y la contaminación ponen en peligro las vías fluviales, los suelos y el aire. Pero las áreas urbanas tienen un enorme potencial de restauración. Los grupos de ciudadanos y las autoridades municipales pueden limpiar las vías fluviales, permitir que crezcan plantas aptas para las abejas y crear bosques urbanos y otros hábitats de vida silvestre en parques, escuelas y otros espacios públicos. Cortar el césped con menos frecuencia es más económico para las ciudades y permite que la naturaleza prospere. Las aceras permeables y los humedales urbanos protegen contra las inundaciones y la contaminación. Las áreas industriales contaminadas pueden rehabilitarse y convertirse en lugares para la naturaleza y la recreación.

¿Sabías que? Se han registrado más de 280 especies de aves en el Central Park de la ciudad de Nueva York.


Liderado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, el Decenio de las Naciones Unidas reunirá apoyo político, investigación científica y fuerza financiera para ampliar masivamente la restauración con el objetivo de revivir millones de hectáreas de ecosistemas terrestres y acuáticos. Visita www.decadeonrestoration.org/es para obtener más información.


Like it? Share with your friends!

Comentarios:

comentarios

What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
0
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
0
win