Hay muchas cualidades que definen a las personas responsables, entre ellas pensar antes de actuar y asumir las consecuencias de las acciones.

No se trata de eliminarlo de tu vida, sino de controlar las horas que le dedicas durante la jornada.

La procrastinación es un agujero negro para tu productividad. Evitar caer en la misma y aprender a combatirla es fundamental.

Incluye en tu apretada agenda un buen rato de lectura cada día, y prepárate para que tu cerebro florezca.

¿Es útil y creativa o por el contrario destructiva? ¿Aporta algo a la otra persona o solo busca hacerla sentir mal?.

Simplemente encuentran más inspiradoras, estimulantes o energéticas las horas de la noche.