Algunas prácticas envían el mensaje equivocado y tu lenguaje corporal puede sabotearte en una entrevista de trabajo.

La mayoría de nuestra comunicación proviene del lenguaje corporal, por eso es tan importante prestar atención a nuestro lenguaje corporal en una entrevista de trabajo.

Apretón de manos firme

Esto indica falta de confianza en el lenguaje corporal, pero un apretón de manos demasiado fuerte podría interpretarse como un intento de dominación.

Tu apretón de manos debe ser firme, pero no tan fuerte como para aplastar los huesos de tu entrevistador.

Este es uno de los trucos que más te servirá para aumentar tu confianza antes de esa gran entrevista.

Contacto visual

El contacto visual es muy importante en el lenguaje corporal cuando te estás involucrando con potenciales empleadores.

Las personas que evitan el contacto visual o que tienen movimientos oculares desorbitados envían señales sospechosas e incluso espeluznantes.

“Mirar hacia abajo mientras hablas hace parecer que careces de confianza o que solo estás consciente de tus debilidades … haciendo que tus palabras pierdan su efecto.”

Travis Bradberry, autor de Emotional Intelligence 2.0

Evita mirar el reloj, lo que denota desinterés y puede ser interpretado como irrespetuoso.

Mantener el contacto visual durante demasiado tiempo

El contacto visual es importante para transmitir una sensación de confianza y capacidad dentro del lenguaje corporal, pero mantener contacto durante largos períodos sin interrupción, le hará daño a tu imagen también.

El contacto visual prolongado y enérgico puede interpretarse como agresivo. Interrumpe el contacto visual cada 7 a 10 segundos cuando te estén entrevistando.

“La forma en que rompas el contacto visual, enviará un mensaje también. Mirar hacia abajo comunica sumisión, mientras que mirar hacia los lados, proyecta confianza “.

Travis Bradberry, autor de Emotional Intelligence 2.0

No usar gestos exagerados

Usar gestos intensos puede ser inquietante para tu entrevistador dentro de tu lenguaje corporal, porque te manifiestas como una persona caótica y agitada, que no son cualidades que los entrevistadores buscan en futuros empleados.

Lo recomendable es hacer gestos pequeños y sencillos para transmitir franqueza y honestidad, lo que inspirará confianza y te hará parecer más inteligente.

No colocar tus manos detrás de la espalda o guardarlas en los bolsillos

Puede dañar tu imagen durante una entrevista porque este gesto puede obstaculizar el movimiento, haciéndote parecer rígido e inaccesible.

Además, puede dar la impresión de que estás siendo deshonesto con su entrevistador, ya que las personas a menudo tratan de ocupar menos espacio y parecer más pequeñas cuando están mintiendo. Esta es una manera infalible para detectar a un mentiroso.

Siempre sonreír

Mientras frunces el ceño una y otra vez, estás mandando una señal de descontento o de estar juzgando a tu entrevistador, mientras que sonreír puede invocar sentimientos positivos de tu interlocutor y ayudarte a crear una buena impresión, pero, sobre todo, duradera.

No encorvarte

Andar encorvado es falta de respeto y señala poco entusiasmo, y también puede manifestar desinterés y hacerte parecer más pequeño.

Debido a que las personas a menudo asocian el poder con el espacio que ocupan, una buena postura te ayudará a parecer más poderoso y ordenado.

No cruzar los brazos

Cruzar los brazos e incluso las piernas puede hacer que parezcas menos accesible y comunicativo en una entrevista, porque crea una barrera visual y física entre tú y el entrevistador.

Este gesto también puede hacerte parecer que estás a la defensiva o que tienes una mentalidad muy cuadrada. Para no mandar estas señales, evitar cruzar las manos y en su lugar descánsalas a los lados o en tu regazo.

Calma y relájate

Trata de calmarte y relajarte antes de entrar a una entrevista, y de resistir el impulso de inquietud, que a menudo sucede cuando estamos nerviosos.

Temblar o moverte nerviosamente, implica una falta de confianza, o puede ser percibido como un signo de desinterés y aburrimiento.

Cuidado con el espacio personal

Invadir el espacio personal implica que tienes poco respeto por los límites personales, que puedes ser problemático y perturbador en un entorno de trabajo.

La cantidad ideal de espacio para mantener es entre uno y dos metros y medio. Tampoco debes tocar nunca a tu entrevistador, excepto para darle la mano.

No apretar los puños

Mantén las manos relajadas, abiertas y visibles. Apretar los puños te hace parecer cerrado y a la defensiva. Además, puede hacerte ver argumentativo, ya que parecerá que te alistas para entrar en acción y discutir, en cualquier momento.

Evita tocar tu cara o cabello

Tocar tu cara, y especialmente tu nariz, puede hacerte parecer deshonesto y fingido. Jugar con tu cabello puede demostrar tu estrés o puede significar una falta de madurez.

Evita jugar con tu pluma o papeles

Jugar con una pluma o mezclar tus papeles puede llevar a los entrevistadores a ver que tienes nervios o ansiedad. Trata de mantener las manos relajadas y evita jugar con los objetos circundantes.


Hemos encontrado en Foxize.com un Test de Habilidades Profesionales que lo puedes resolver en el siguiente enlace (CLIC AQUÍ). El objetivo de este Test es ayudarte a conocer tus áreas de mejora en cuanto a habilidades individuales, interpersonales y directivas sobre tres ámbitos: la productividad, la innovación y la excelencia de tu trabajo.


Like it? Share with your friends!

Comentarios:

comentarios

What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
0
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
0
win