Año nuevo 2021, dieta nueva: Dieta mediterránea

0 25

La dieta mediterránea es una dieta equilibrada basada en una dieta rica en verduras, cereales, frutas, frijoles, proteínas y lácteos, por supuesto, su producto estrella es el aceite de oliva.

La dieta más sana, equilibrada y variada se puede encontrar en las recetas tradicionales mediterráneas. La dieta mediterránea no es solo un método de mantenimiento de la salud, es un estilo de vida saludable que no solo te ayuda a adelgazar de manera saludable, a deshacerte de dietas milagrosas peligrosas, sino que también previene muchas enfermedades y asegura la pérdida de peso gradual y la curación, evitando efectos de rebote terribles.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los hidratos de carbono (pan, arroz, pasta) deben aportar hasta el 60% de las calorías diarias; frutas y verduras, el 15%; proteínas (carne, huevos y pescados), el 15%; y grasas, el 10% (aceite de oliva).

Ventajas de la dieta mediterránea

Pérdida de peso

Una dieta basada en el consumo de unas 2.000 calorías al día -dependiendo de tu constitución y actividad física- ayuda a adelgazar hasta un kilo a la semana.

Contra el colesterol

La dieta mediterránea reduce el colesterol malo (LDL) y ayuda a aumentar el bueno (HDL). Además, seguir el plan mediterráneo durante tres meses reduce entre un 40 y un 50% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares

Antioxidante

La dieta mediterránea retrasa el envejecimiento gracias a su riqueza en antioxidantes que se encuentran en las verduras, frutas, legumbres, hortalizas y cereales integrales. Además, nos protege del cáncer, la diabetes y el Alzheimer.

Rica en fibra

La dieta mediterránea aporta un elevado contenido en fibra, presente en frutas, verduras y cereales, que nos ayudan a regular la actividad intestinal y mantener alejado el estreñimiento,

Ejemplo de menú mediterráneo

A continuación, te facilitamos un ejemplo de menú para adelgazar teniendo como base la cocina mediterránea:

Desayuno: café o té con leche desnatada. Tostada de pan integral con queso fresco y mermelada sin azúcar; o cereales integrales. Zumo de naranja natural.

Media mañana y media tarde: pieza de fruta de temporada o yogur desnatado.

Comida: ensalada verde y pollo a la plancha; o bistec de ternera a la plancha con ensalada de lechugas variadas; o pescado al horno.

Cena: verduras al vapor (brócoli, coliflor, judías verdes…) y tortilla francesa; o ensalada de lechugas con tomate, atún, espárragos y huevo duro.

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...