Comer Azúcar debilita tu Sistema Inmunológico

Comer frutas, vegetales y hacer ejercicios fortalece tu sistema inmuno.
Comer frutas, vegetales y hacer ejercicios fortalece tu sistema inmuno.

El sistema inmune es una barrera, el sistema de defensa natural del cuerpo, que se protege de organismos extraños (antígenos) y resiste o suprime las infecciones por virus, bacterias y otros cuerpos extraños.

Frente a una pandemia como COVID-19, nuestro sistema inmune funcional es esencial. La alimentación puede hacer que el escudo sea más fuerte o más débil.

Gráfico por Luis Calero

El sistema inmune responde continuamente a estímulos endógenos y exógenos, ya sea a través de los alimentos que comemos, la presión o el aire que respiramos, nuestro cuerpo siempre está buscando formas de mantener la homeostasis.

Diferentes estudios han concluido que una dieta rica en frutas y verduras puede mejorar la función del sistema inmune. Por el contrario, una dieta rica en alimentos procesados ​​y azúcar artificial puede suprimir nuestro sistema inmunológico.

¿El azúcar es un inmunosupresor?

El azúcar puede o no actuar como un inmunosupresor, dependiendo de las condiciones físicas. Por lo general, la ingesta excesiva de azúcar agotará el equilibrio nutricional del cuerpo y causará una serie de inflamación y trastornos metabólicos.

Por ejemplo, el efecto del azúcar en el sistema inmunitario varía según si el huésped está infectado por bacterias o virus. Por lo tanto, en términos de salud inmunológica, no es fácil definir el azúcar como «bueno» o «malo».

¿Qué pasa si se ingiere azúcar en exceso?

En primer lugar, el azúcar no solo es la fuente de energía de nuestras células, sino también la fuente de energía de las bacterias, ya sea que esté presente de forma natural en el cuerpo humano, o azúcar o piel que se puede alcanzar a través de los pulmones a través de los alimentos. Por lo tanto, generalmente afecta la caries y las infecciones: cuanto más azúcar, más probabilidades hay de que tengan más opciones.

En segundo lugar, el azúcar proporciona energía inmediata, pero si el suministro excede la demanda, el cuerpo convierte el exceso de azúcar en glucógeno, especialmente grasa, y lo almacena cuando es necesario. Por lo tanto, tiene una relación con el sobrepeso.

El exceso de glucosa proviene de una dieta rica en carbohidratos refinados (como el azúcar), que suprime la función normal del sistema inmunitario y hace que el cuerpo no pueda resistir infecciones como el COVID-19.

Además, es posible que el sistema inmunitario cambie debido al exceso de glucosa en la sangre sin tener que estar al nivel de diabetes, lo que causará que una gran parte de la población se infecte fácilmente con un nuevo coronavirus.

¿Dónde encontramos la glucosa?

La glucosa es un producto del metabolismo de los carbohidratos. En la dieta de la mayoría de las personas, los carbohidratos con el mayor contenido de glucosa son refinados, no solo el azúcar.

Por lo tanto, incluso si no se nos diagnostica diabetes, comer una dieta rica en harina, pasta, pan, bebidas azucaradas y dulces, aumentará la hiperglucemia del cuerpo. Este estudio resume sus consecuencias en términos de nuestra capacidad para responder a las infecciones.

El ejercicio siempre ayuda

Se recomienda que no se pierda un hábito saludable como el ejercicio físico, ya que ayuda a lograr el equilibrio en todos los aspectos. En este caso, lo más deseable es el ejercicio aeróbico (andar en bicicleta, caminar, etc.). Para que el ejercicio sea más efectivo, es importante hacer ejercicio todos los días, la intensidad y la duración deben ser similares y divertidas.

Dato importante

No debemos confundir los azúcares agregados con azúcares naturales en alimentos como frutas, verduras y leche. Nuestro cuerpo necesita glucosa para funcionar, es combustible.

Últimas recomendaciones

El comer o beber demasiado azúcar frena las células del sistema inmunologico que atacan a las bacterias y los virus. Este efecto dura al menos unas pocas horas después de beber un par de bebidas azucaradas.

En cambio, consume una gran cantidad de verduras, nueces y semillas para proporcionar aún más de esos nutrientes esenciales para combatir el sistema inmunológico en tu cuerpo. Si no tienes acceso a vegetales frescos