Diciembre y sus rituales para fin de año

Nuevamente el calendario empieza su cuenta regresiva y con ello se nos suman experiencias buenas para recordar y otras no tan buenas, que a manera positiva deseamos haber aprendido la lección.

En nuestra cultura latina, son populares muchos rituales que son ejecutados el último día o noche del año; ya sea aquella ropa interior roja para la atracción del amor, o la amarilla para la suerte y como no mencionar las uvas de media noche. Pero seamos francos, ¿Qué poder extraordinario encierran 12 uvas?

En este año inusual, bien vale la pena hacer ciertas modificaciones porque al parecer el año pasado no lo hicimos nada bien y este año nos ha pasado factura. Ciertamente, si alguno de todos esos rituales realmente tuviera algún grado de efectividad, no estaríamos viviendo esta época que tiene al mundo de cabezas.

El ser humano en su naturaleza más primitiva hace volar su imaginación, deseando conseguir todo al instante y con el menor esfuerzo posible. Las personas son altamente soñadoras, pero fracasan al momento de la concretización. Desde pequeños la industria del cine, nos llena la cabeza con la Magia y su poder de hacer todos tus sueños realidad con la simplicidad de tres deseos.

Siempre hay un hada madrina que te regala el vestido de tus sueños, un conjuro que pone a tus pies al príncipe o a la princesa, la lampara mágica y hasta la venta de tu alma por riqueza y poder; debemos aprender a desear, pero siendo realistas y consecuentes.

Me atrevo a decir que la verdadera efectividad de la magia está en el poder de tu INTENCION, enfoca tus deseos siendo primeramente honesto contigo, desea y sueña sin egoísmos, con agradecimiento por lo que tienes, por lo que no necesitas, valora generosamente tus logros por muy pequeños que sean, vive genuinamente el agradecimiento.

Has escuchado sobre la Ley de la Atracción; básicamente dice que todo lo que pensamos lo atraemos y tiene algo de cierto y lógico ¿no te parece?

Libros tan antiguos como la Biblia, el Corán y otros más, hablan sobre la gratificación del esfuerzo, el sacrificio, la entrega, la generosidad y el amor hacia tu prójimo, así mismo el Corán expresa:

”Quien obra bien sea hombre o mujer y sea creyente Allah le proveerá una vida buena”

Y este hermoso proverbio chino que dice:

“La gente se arregla todos los días el cabello, ¿por qué no el corazón?

¡Este último mes del año 2020, haz todo diferente! corta esos apegos fantasiosos de encontrar una “receta instantánea» a la realización de tus más íntimos deseos, se honesto contigo y visualiza lo que realmente te haría feliz, quizás te sorprenda tu hallazgo.

¡Felices fiestas en tiempos de Pandemia!

Artículos relacionados:

Para un año especial, regalos especiales

Manteniendo el sentido del humor en tiempos de Crisis.


Scarleth Flores-Puracal

Abogada, modelo, madre…