¿Sabías Que El Mango Es El Rey De Las Frutas?

Cada porción de fruta fresca contiene una cantidad relativamente baja de calorías de mango, además de mucha fibra, vitamina C, vitamina A y vitamina B6.
Cada porción de fruta fresca contiene una cantidad relativamente baja de calorías de mango, además de mucha fibra, vitamina C, vitamina A y vitamina B6.

El sabor del mango puede crear una experiencia tropical deliciosa para tus papilas gustativas, pero ¿sabías que el mango también brinda una dosis saludable de vitaminas, minerales y enzimas para beneficiar la salud? La nutrición del mango también es un gran alimento con alto contenido de fibra y también un alto contenido de antioxidantes. No es de extrañar, entonces, que a menudo se conozca al mango como el «rey de las frutas».

A lo largo de la historia, cada parte del mango, incluida la fruta, la piel y las hojas, se ha utilizado como un remedio de salud de una forma u otra. En este artículo, vamos a adentrarnos de lleno en la nutrición del dulce y delicioso mango.

Beneficios

1.- Reduce los niveles de azúcar en la sangre

Rico en fibra y una variedad de antioxidantes que contienen mucha energía, agregar mango a tu dieta puede tener un gran impacto en los niveles de azúcar en la sangre. Por ejemplo, un estudio en Oklahoma encontró que la suplementación con mango durante 12 semanas redujo significativamente los niveles de azúcar en la sangre en adultos obesos. La fibra en el mango también puede ayudar a promover niveles normales de azúcar en la sangre.

La fibra pasa a través del tracto gastrointestinal sin digerir, lo que disminuye la absorción de azúcar en el proceso. Con tres gramos, o hasta el 12 por ciento de tus necesidades diarias de fibra, en una sola porción, disfrutar del mango como parte de una dieta saludable y completa puede ayudar al control glucémico general.  

Artículo relacionado: Trilogía de cechive por Chef Valeska Calderón

2.- Regula la presión arterial

Algunas veces llamado “el asesino silencioso”, la presión arterial alta afecta a aproximadamente 70 millones de adultos estadounidenses, y aproximadamente uno de cada cinco desconoce por completo que la tiene.

La presión arterial alta ejerce una presión adicional sobre el corazón, lo que obliga a trabajar más para bombear la sangre a todo el cuerpo para que pueda seguir funcionando de manera eficiente. Los mangos son ricos en magnesio y potasio, que son dos nutrientes esenciales que son absolutamente vitales cuando se trata de regular la presión arterial. Además, también son naturalmente bajos en sodio, un micronutriente que debe limitarse en aquellos con presión arterial alta.

sliced cheese beside green leaves
Foto por Avinash Kumar en Unsplash

3.- Mejora la salud del cerebro

Considerado uno de los mejores alimentos para el cerebro, la nutrición del mango está repleta de vitamina B6, que es esencial para mantener la función cerebral. De hecho, algunas investigaciones sugieren que una deficiencia en esta vitamina clave podría contribuir al deterioro de la función cognitiva y al deterioro neurológico. La vitamina B6 y otras vitaminas B también son cruciales para mantener la función de los neurotransmisores cerebrales y ayudan a mantener un estado de ánimo saludable, así como los patrones de sueño regulares.

4.- Protege contra la degeneración macular

La degeneración macular relacionada con la edad es una condición común que causa la destrucción de la mácula, la parte del ojo que proporciona una visión central nítida. Puede provocar ceguera nocturna, visión borrosa, distorsionada e incluso ceguera.

Además de la riqueza de vitaminas y minerales suministrados por el perfil de nutrición del mango, esta poderosa fruta también contiene el antioxidante zeaxantina. La zeaxantina trabaja para filtrar los dañinos rayos de luz azul, desempeñando así un papel protector en la salud ocular y previniendo posiblemente los síntomas de degeneración macular. Los estudios demuestran que aumentar la ingesta de antioxidantes clave como la zeaxantina puede ayudar a aumentar la densidad del pigmento macular para preservar la visión y prevenir la degeneración macular.

5.- Soporta huesos fuertes

Los mangos son una excelente fuente de vitamina K para la formación de huesos, ya que acumulan hasta el 9 por ciento de sus necesidades diarias en una sola taza. Este importante nutriente está involucrado en el metabolismo óseo y ayuda a mantener cantidades adecuadas de calcio en el tejido óseo. Curiosamente, un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition encontró que una deficiencia de vitamina K puede estar asociada con una menor densidad ósea y un mayor riesgo de fracturas.  

mango and lemon juice
Foto por Sam Hojati en Unsplash

6.- Optimiza la salud del corazón

La enfermedad cardíaca es un problema importante en los Estados Unidos y en todo el mundo, ya que representa un 31,5 por ciento de las muertes globales en 2013. Afortunadamente, cambiar tu dieta y agregar más alimentos ricos en nutrientes como el mango a tu menú puede ayudar a optimizar la salud del corazón para proteger contra las enfermedades del corazón.

Los mangos contienen altas cantidades de pectina, un tipo de fibra soluble que puede ayudar a disminuir naturalmente los niveles de colesterol en la sangre. Combinada con los niveles bajos de sodio, así como con altas cantidades de potasio y vitaminas B, la nutrición del mango puede ayudar a mantener tu corazón saludable y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

7.- Combate el crecimiento de células cancerígenas

Como se mencionó anteriormente, los mangos son altos en pectina. La pectina no solo ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre, sino que también puede proteger contra el cáncer de próstata, según algunos estudios in vitro. Un compuesto dentro de la pectina se combina con la galectina-3, una proteína que juega un papel en la inflamación y la progresión del cáncer. Además, las ingestas dietéticas altas de vitamina C y betacaroteno, un antioxidante que se encuentra en el mango, también se han relacionado con mayores tasas de supervivencia en hombres con cáncer de próstata.

Además, un estudio realizado por la Universidad de Queensland incluso encontró que los extractos de pulpa y cáscara de mango también eran efectivos para bloquear el crecimiento de células de cáncer de mama. Aunque la investigación aún se encuentra en las primeras etapas, esto sugiere que el mango puede ser una parte útil del protocolo de tratamiento del cáncer natural.

assorted-color fruit lot in green plastic baskets
Foto por Fikri Rasyid en Unsplash

8.- Ralentiza los signos del envejecimiento

Los mangos están repletos de varios nutrientes anti-envejecimiento que pueden ayudar a retardar los signos del envejecimiento para mantenerte joven durante el mayor tiempo posible.

En particular, los mangos son ricos en vitamina A, un micronutriente que ayuda a promover la reparación de los tejidos y se usa a menudo por vía tópica para combatir las arrugas y el envejecimiento de la piel. También están cargados con vitamina C, un antioxidante que protege contra el daño oxidativo y aumenta la producción de colágeno. El colágeno es un tipo de proteína que puede retardar los signos del envejecimiento al reducir el dolor en las articulaciones y preservar la elasticidad de la piel.

9.- Aumenta la función inmune

Tu sistema inmunológico es la primera línea de defensa de tu cuerpo contra los invasores no deseados y tiene todo que ver con mantenerte saludable y sentirte lo mejor posible. Presionando aproximadamente el 76 por ciento de la vitamina C que necesitas para un día entero, el mango puede ayudar a mantener un sistema inmunológico saludable para prevenir enfermedades e infecciones.

Un estudio en Annals of Nutrition & Metabolism encontró que consumir suficiente vitamina C en tu dieta podría ayudar a reducir la duración y la gravedad de las infecciones respiratorias como el resfriado común, además de disminuir la incidencia de otras afecciones, como malaria, neumonía y diarrea.

clear glass jar with yellow liquid inside
Foto por Yulia Khlebnikova en Unsplash

10.- Mejora la salud digestiva

Con tres gramos de fibra en una sola taza de nutrición de mango fresco, agregar esta fruta nutritiva a tu dieta diaria puede hacer maravillas cuando se trata de la salud de tu tracto digestivo. La fibra puede ayudar a agregar volumen a las heces para aumentar la frecuencia de las deposiciones en personas con estreñimiento. Los alimentos ricos en fibra como el mango también pueden ayudar a proteger contra otras afecciones gastrointestinales, como hemorroides, ERGE, úlceras intestinales y diverticulitis.  

11.- Puede proteger contra el asma

Como recordarás de la línea de nutrición de mango, los mangos están repletos de beta-caroteno y vitamina A. Debido a esto, podría actuar como un remedio natural para el asma. El asma se produce como resultado de la inflamación en las vías respiratorias, lo que produce un estrechamiento temporal de las vías respiratorias que transportan el aire desde la nariz y la boca hasta los pulmones. Esto conduce a dificultades para respirar, sibilancias, tos, opresión en el pecho o incluso la muerte.

Los estudios muestran que los niveles de vitamina A y betacaroteno pueden ser más bajos en niños con asma. Aunque no está claro exactamente qué papel pueden jugar estos nutrientes esenciales, estos hallazgos indican que pueden tener algún impacto en las enfermedades alérgicas, como el asma.

plate of fruits
Foto por Stephen Broome en Unsplash

Conclusiones

  • El mango es una fruta tropical deliciosa que es nativa del sur de Asia y que se disfruta por su sabor dulce y su extenso perfil de nutrientes.
  • Cada porción de fruta fresca contiene una cantidad relativamente baja de calorías de mango, además de mucha fibra, vitamina C, vitamina A y vitamina B6.
  • ¿Cuáles son los beneficios de comer mango? Gracias a su impresionante contenido nutricional, los beneficios nutricionales potenciales del mango incluyen una menor presión arterial y niveles de azúcar en la sangre, mejora la salud del corazón y el cerebro, aumento de la función inmunológica, disminución de los signos del envejecimiento, mejor salud digestiva y más.
  • Puedes comer mangos como un dulce sin culpabilidad o intenta agregarlos a batidos, ensaladas de frutas, salsas saladas o incluso tacos.
  • Disfruta de esta sabrosa fruta de hueso como parte de una dieta nutritiva y bien balanceada para maximizar los beneficios potenciales y ayudar a mejorar su salud general.