¿Cómo podemos mejorar nuestro yo? Yo hice lo que pude, lo que era necesario, yo me cuido, yo me quiero, yo me amo…

Vayas donde vayas, ve con todo tu corazón.

– Confucio

Debemos dejar de ser duros, dejar de castigarnos. El castigarnos nos lleva al auto sabotaje, manera cruel e inconsciente, en donde le damos poder a nuestros miedos, limitaciones y frustraciones…

Observa cuidadosamente tus pensamientos, si captas cualquier pensamiento negativo obsérvalo amorosamente y si es un pensamiento positivo, de optimismo, de alegría, de esperanza, lo captamos, como si lo tomáramos con las manos y cuidadosamente lo colocamos en nuestro corazón.

Y así sin sospecharlo, seguimos las pautas de un hermoso Proverbio Chino que cita:

Ámame cuando menos lo merezca, ya que es cuando más lo necesito.

Proverbio Chino

Yo me perdono, yo aprendí lo que se me ha enseñado y he sido lo que me enseñaron a ser. Desaprendo para aprender. ¡Construyo, me reinvento!

Yo sigo siendo sin mi historia, porque sin mi historia prevalece el yo soy y todo lo acontecido, fue el camino para saber más. Yo me perdono, yo hice lo que pude, lo que estuvo a mi alcance, lo que era necesario, yo me cuido, yo me amo.

Las situaciones tristes, son tristes, pero no permitas que te entristezcan más ¡Ya no! Confía y avanza, tú dibujas tu propia historia, con la gente que te merece, con las circunstancias que te fortalecen.

¡Tú eres quien decide, eres el protagonista! porque el poder está en ti, en este instante.

Yo soy dulce conmigo, soy autentica, sigo a mi corazón, dejando ese pasado que ya no es, ya paso…

Perdónate, por supuestamente a verte movido hacia la dirección incorrecta, pero estaba bien, para lo que era tu conciencia.

Perdónate, por ese mensaje que no debiste escribir. Perdónate, por lo que dejaste de decir. Perdónate, por haber insistido, por sentir que te has humillado. Hiciste lo que pudiste, suéltalo, sigue y avanza…

Perdónate, por no haberte podido defender o defender, hiciste lo que pudiste. Lo que no pudiste hacer ayer, hoy si puedes hacerlo, con tus nuevos conocimientos. Disfruta tu vida, permítete ser, fluir, probar, equivocarte, trátate con respeto, con tolerancia, con amor. Perdónate por lo que hiciste mal, fue necesario que te equivocaras para aprender. ¡Disponte a amarte tal y como eres!

Perdónate por haber hablado algo que debías omitir, por haber dejado de hacer, por no haberte amado lo suficiente, por haber recibido en tu vida gente que no te merecía, hiciste lo que tu conciencia te dirigió hacer, déjalo ir y sigue adelante.

Perdónate sino te enseñaron a amarte, ahora puedes aprender.

Hoy puedes ser feliz, puedes soñar, puedes crear a través de tu imaginación, confía.

Perdónate si en algún momento te descuidaste, si gritaste, si trataste mal, perdónate por haber pensado incorrectamente, por las heridas que pudiste haber ocasionado a otros ó a ti mismo.

¡Perdónate, estas aprendiendo ¡

Todos hemos tomado decisiones erradas en el camino que ese momento podíamos ver, ahora puedes ver mejor.

Deja de exigirte resultados inmediatos…

Amate incondicionalmente y sigue adelante.

Recuerda y ten presente que solo existe una manera de aprender. A través de la acción. Todo lo que necesitabas saber te lo enseño el viaje

(El Alquimista).

Scarleth Flores-Puracal

Abogada, Madre y Modelo.


Like it? Share with your friends!

Comentarios:

comentarios

What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
0
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
0
win